¿Cómo puede mejorar la terapia visual el rendimiento escolar de tu hijo?

25/10/2019
Mejorar el rendimiento escolar con terapia visual

Existen numerosas razones por las cuales un niño o niña puede presentar un bajo rendimiento escolar. Una de las que vamos a tratar en el siguiente artículo es el bajo rendimiento a causa de una mala visión. Cuando los niños presentan dificultades para leer la pizarra o sus libros de texto, no pueden atender en clase como debería de ser, ya que su vista les impide dar el 100%.

Para corregir este problema, en Visualiza Óptica realizamos la denominada como terapia visual, enfocada a corregir problemas en el aprendizaje de los niños. Esta terapia consiste en una serie de actividades visuales totalmente personalizadas para cada niño, y supervisadas por nuestros especialistas. Con ella, logramos corregir problemas de visión y mejorar las habilidades visuales.

Las gafas y lentes de contacto son una gran ayuda para corregir y compensar diversos problemas de visión como la miopía o el astigmatismo, y en el caso de la cirugía ocular, para corregir la anatomía del ojo. El objetivo de la terapia visual es enseñar y educar al ojo para que se corrija a sí mismo, de forma permanente. Con una terapia visual adecuada y adaptada al niño, lograremos mejorar su visión para así poder rendir plenamente en su día a día escolar.

En la terapia visual se utilizan diversos accesorios e instrumentos visuales como lentes, prismas, filtros, metrónomos, y otras actividades visuales dirigidas por ordenador.

La eficacia de esta terapia no depende únicamente de estos ejercicios y del especialista que los prescriba, si no que también exige un compromiso por parte del paciente y de sus padres para obtener los mejores resultados. Ser constantes con los ejercicios ayudará al niño a poder corregir sus problemas de visión de forma progresiva.

 

Problemas que puede corregir la terapia visual en los niños

La terapia visual puede corregir diversos problemas del ojo, pero no todos. Si el niño tuviera problemas en el aprendizaje y se le diagnosticara miopía, astigmatismo o hipermetropía, la terapia visual no le corregirá estas afecciones, que solo pueden minimizarse con la ayuda de gafas y lentes de contacto. Para otro tipo de problemas visuales, la terapia visual puede ser altamente eficaz y ayudar al niño a tener un mejor rendimiento escolar.

  • Ambliopía: La ambliopía u ojo vago es un trastorno visual en el cual no se alcanza una agudeza visual dentro de la normalidad. Suele estar producida por estrabismo y otras afecciones en las cuales los ojos no están alineados y no trabajan de forma conjunta. Es recomendable que se trabaje la terapia visual en el periodo de desarrollo visual de los niños, que dura hasta los 8 años aproximadamente. En la edad adolescente, es más complicado corregir este tipo de problemas.
  • Estrabismo. El estrabismo se produce cuando un ojo está desalineado con respecto al otro, provocando serios problemas de agudeza visual. La eficacia de la terapia visual a aplicar dependerá del tipo de estrabismo que padezca el paciente. El estrabismo intermitente es uno de los más difíciles de detectar, ya que no se produce de forma constante. Este tipo es uno de los más relacionados con un bajo rendimiento escolar.
  • Forias: Los problemas de alineamiento ocular que no sean muy acentuados (denominados forias) causan una ligera desviación del ojo que puede derivar en fatiga ocular. Las forias pueden llegar a corregirse practicando ejercicios de terapia visual.
  • Trastornos en el movimiento de los ojos: La terapia visual es capaz de mejorar la precisión de los movimientos del ojo que se utilizan durante la lectura y otros trabajos en primer plano.
  • Trastornos de acomodación y enfoque: Las habilidades de enfoque de cerca y lejos pueden mejorarse con un entrenamiento visual adecuado.
  • Otros problemas: Los trastornos perceptivo-visuales, los problemas de visión asociados con discapacidades de desarrollo y los problemas de visión asociados con lesiones cerebrales adquiridas pueden experimentar una mejora con la realización de una buena terapia visual.

 

¿Cómo detectar si mi hijo tiene un problema de visión?

Terapia visual para niños

Los problemas en las habilidades visuales de los niños pueden detectarse a raíz de diversas conductas. Los cambios en su percepción visual que pueden alertarnos de un problema son:

  • Confundir letras, palabras similares y signos matemáticos: asociado con un problema en la discriminación visual (capacidad para diferenciar rasgos distintivos en los objetos).
  • Errores al deletrear palabras y lectura silábica: asociado con un problema en la memoria visual (capacidad de poder identificar palabras).
  • Mala comprensión lectora y problemas para distinguir mayúsculas y minúsculas: asociado con un problema en la capacidad de reconocer formas.
  • Dificultad para encontrar ideas que se le requieran por escrito: asociado con la habilidad de figura-fondo que permite percibir una forma y seleccionarla de entre otras formas.
  • Dificultad en la lectura, escritura y cálculo; falta de ritmo en la lectura, dificultad de atención: asociado con problemas psicomotrices.
  • Mala letra, dificultad para recortar figuras, pintar y escribir fuera de las líneas: asociado con problemas de la atención visuo-motora.

 

¿Qué actividades se practican en la terapia visual?

Las actividades de terapia visual dirigidas a niños intentan hacerles lo más ameno posible el tiempo que permanezcan realizando los ejercicios, como si de un juego más se tratase.

Algunas de las actividades más comunes que pueden realizarse en la consulta son:

 

El juego del arroz

En una mesa, se coloca un puñado de arroz y una botella de boca estrecha. Se comienza con el ojo de mejor visión y se tapa el otro ojo. El niño cogerá con unas pinzas los granos de arroz para meterlos dentro de la botella durante dos minutos. Después, contará todos los granos de arroz que haya logrado meter. El juego se volverá a realizar con el otro ojo.

Con esta actividad se logra mejorar la agudeza visual monocular.

Bloques

Con el juego de los bloques, compuestos por piezas de diversas formas y colores, podremos entrenar habilidades como la memoria visual, la discriminación visual, copia de patrones, etc. Al paciente se le solicita que realice diversas construcciones para poder practicar dichas habilidades.

Juego de trazos y círculos

En este juego el niño deberá subrayar y rodear distintas frases que contengan las letras asignadas por el especialista. Después realizarán un recuento de los fallos y aciertos. Con ello logrará mejorar sus movimientos oculares y controlarlos de forma suave y precisa.

 

Además de los ya mencionados, pueden practicarse multitud de actividades más de terapia visual, tanto con juegos de mesa como con actividades computarizadas. Nuestros especialistas en Visualiza Óptica realizarán una terapia visual totalmente adaptada a las necesidades del niño y podrán ir añadiendo nuevas actividades según sus gustos. Un tratamiento enfocado a mejorar la visión de los niños mientras disfrutan de un rato de ocio y juego.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando su consentimiento para la aceptación de las mismas. Pincha el enlace para más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar