Los peligros de los rayos del sol en la visión

30/08/2019
Los peligros de los rayos del sol y sus consecuencias en la visión

La exposición de nuestros ojos a la radiación ultravioleta del sol (UV) de forma directa puede acarrear graves consecuencias que nos impedirán tener una vista sana. Las estructuras oculares pueden sufrir incluso un daño mayor que el de la piel cuando se les expone a los rayos del sol de forma constante.

Los daños producidos por los rayos del sol no necesariamente ocurren cuando la luz llega de forma directa a los ojos, si no que también pueden llegar de forma indirecta, es decir, cuando los rayos se reflejan en una superficie como la nieve o el mar. Por ello, es muy importante proteger la vista adecuadamente para evitar enfermedades visuales como las siguientes.

 

Enfermedades provocadas por los rayos del sol

Las enfermedades más comunes provocadas por una exposición imprudente a los rayos del sol son:

  • Cataratas: Este problema ocular es la causa de ceguera más común a nivel mundial. Se produce por una pérdida de transparencia del cristalino, que se vuelve oscuro. Es una enfermedad asociada a la edad, pero al exponer la vista a los rayos del sol, favorece la degeneración de este tejido, haciendo que la lente se vuelva opaca, y obligando al usuario a someterse a una operación de cataratas.
  • Fotoqueratitis o quemadura ocular: La radiación ultravioleta en exceso provoca un deterioro de la córnea, produciendo úlceras y quemaduras de mayor o menor grado.  En la mayoría de casos, la fotoqueratitis provoca daños irreversibles en la córnea y la retina. Además de las molestias típicas como irritación, dolor y lagrimeo, las quemaduras producen una pérdida de visión que puede ser parcial o total.
  • Pterigión: Esta enfermedad se caracteriza por el crecimiento excesivo de tejido en la córnea. Además de producir una visión más opaca, provoca enrojecimiento y lagrimeo. Este tejido anormal adopta una forma triangular y se extiende desde la conjuntiva hasta la córnea. Estos tumores benignos pueden causar un desfiguramiento del ojo, pudiéndose percibir desde el exterior una membrana extraña que cubre parte del ojo.
  • Oftalmia: Es una inflamación del ojo a raíz de la exposición a los rayos del sol, cuyos síntomas más característicos son el dolor ante la luz solar,  párpados inflamados, lagrimeo y hasta ceguera leve en los casos más extremos.
  • Fotoconjuntivitis: Es una variante de la conjuntivitis que nace por la inflamación de la conjuntiva, debido a una exposición imprudente a la radiación de los rayos del sol. Los ojos se irritan y suelen doler o picar, además de poder padecer fotofobia (molestia ante los rayos del sol). Suele ir acompañada de una fotoqueratitis.
  • Degeneración macular: La mácula es una parte de la retina que ayuda a que la visión sea más nítida y detallada. A pesar de ser una enfermedad asociada a la edad, su aparición puede adelantarse debido a la acción de la radiación ultravioleta. El síntoma más frecuente de esta afección es la pérdida de visión, parcial o total.
  • Cáncer de ojo: Otro de los casos más graves a consecuencia de la exposición a los rayos del sol son los tumores en el ojo, que deberán corregirse mediante una cirugía muy precisa para extraer el tejido canceroso y no dañar el resto de componentes del ojo. También pueden usarse otras técnicas como quimioterapia, radioterapia o láser. El cáncer de ojo es uno de los tipos menos comunes de cáncer y puede ser de tipo intraocular o extraocular. El retinoblastoma es uno de los más comunes, donde la retina se ve dañada por la aparición de células malignas.

 

Consejos para proteger tu vista de los rayos del sol

Lo más adecuado para evitar dañar nuestra vista es evitar las horas en las que el sol está más alto, y sobre todo, si nos vamos a exponer a él, usar siempre unas gafas de sol, que se encargan de filtrar, en menor o mayor grado según el tipo de lente, los rayos ultravioleta para no perjudicar a nuestros ojos. Lo ideal es utilizar unas gafas de sol que lleven el certificado CE, que garantiza el cumplimiento del estándar europeo EN 1836:2005+A1:2007.

La utilización de unas gafas de sol de mala calidad no evitará los daños de los rayos del sol, e incluso puede ser peor que no llevar nada. Por ello, debes asegurarte de que todas las lentes para gafas de sol lleven el sello CE, y para ello te recomendamos que acudas a una óptica especializada, donde además de protegerte la vista, tendrás acceso a los modelos de gafas de sol más modernos y novedosos del momento.

En Visualiza Óptica encontrarás un amplísimo catálogo de gafas de sol, adaptado a todo tipo de gustos y por supuesto a los rostros. Unas buenas gafas de sol, además de protegerte contra los rayos del sol, serán tu complemento perfecto para vestir a la moda. Anímate, ven a Visualiza Óptica, y llévate tu nuevo par de gafas de sol.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando su consentimiento para la aceptación de las mismas. Pincha el enlace para más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar