¿Qué son y para qué sirven las gafas progresivas?

25/03/2020
Gafas progresivas

Muchas de las personas que padecen presbicia, se preguntan qué son y para qué sirven las gafas progresivas, un tipo de lente con cada vez más mejoras. En este texto explicaremos las características y principales utilidades de los diferentes tipos de gafas
progresivas.

Antes de nada, hay que indicar brevemente que la presbicia o vista cansada en una enfermedad recurrente con la edad. Ello se traduce en una ineficacia de ojo para enfocar correctamente. Una lente progresiva propicia que la persona puede enfocar con un leve movimiento ocular totalmente natural, dado que la lente no tiene el mismo grosor ni características en toda su extensión.

Las gafas progresivas son idóneas para personas con presbicia que combinan esta afección con otras propias de la vista, como miopía o astigmatismo. Todos estos defectos se corrigen en la visión con el mismo par de lentes progresivas.

Por supuesto, la tecnología aplicada a la ciencia óptica ha avanzado mucho durante las últimas décadas. Las gafas de que hablamos nada tienen que ver en su aspecto a las lentes “partidas en dos”, un tipo de aplicación óptica que deja de utilizarse aunque hace años cumpliese su función. Nos referimos a gafas bifocales o similares. Las gafas progresivas, sin embargo, pueden ser tan estéticas como cualquier gafa.

 

¿Cómo funcionan las gafas progresivas?

Respecto a cómo funcionan las gafas progresivas, se fundamenta en la diferente distribución del grosor de la lente óptica a lo largo de ella. Los defectos visuales de la persona son corregidos según mueva los ojos dada la personalización exhaustiva del tallado de la lente en cada milímetro cuadrado.

El cristal progresivo es de una pieza y, cuando es de calidad, tiende a eliminar las aberraciones visuales que provocan los bordes. Desde la tecnología optométrica, se tiende a que hoy en día las gafas progresivas optimicen la visión atenuando o eliminando toda distorsión o aberración en bordes, uno de los inconvenientes recurrentes cuando hablamos de gafas de poca calidad o mal talladas.

Las gafas progresivas que funcionan bien ofrecen un amplio campo de visión al usuario y facilitan una visión natural, sin interferencias o distorsiones apreciables.

 

¿Qué tipos de cristales de gafas progresivas existen?

Los tipos de cristales de gafas progresivas que existen pueden clasificarse según dos criterios básicos:

  • Diseño.
  • Cualidades físicas.

El diseño atañe a factores como el tallado, la distribución según graduaciones, así como a sistemas de nueva generación para minimizar las aberraciones laterales.

Existen hasta 20 tipos de gafas progresivas diferentes atendiendo a estos criterios. Esta gran cantidad de clases de lentes de tipo progresivo, hace que la información se dispare en internet y que algunas personas tengan que recurrir, finalmente, a ópticos profesionales para preguntarles y salir de cualquier duda.

Las cualidades físicas de las gafas progresivas se refieren al material de la lente, sus características y tratamientos. Básicamente, existen 2 tipos de cristales progresivos:

  • Minerales. Se les denomina habitualmente “vidrios” y se trata de un producto que está en desuso. Sigue habiendo gafas minerales, aunque cada vez son menos recomendadas.
  • Orgánicas. Se han impuesto a las minerales, siendo su base los polímeros. Su calidad óptica es semejante al cristal, aunque son mucho más resistentes y ligeras. Dentro de esta categoría, existen las lentes orgánicas de alto índice, que además de optimizar la visión periférica, son más duraderos ante golpes y rayones.

Tipos de gafas progresivas

Además de características como diferenciación entre vidrio o material orgánico, existen otros tipos de gafas progresivas, en este caso refiriéndonos a su función específica.

 

Gafas progresivas graduadas

La graduación es uno de los procesos más importantes tanto en el examen visual del paciente, como en la aplicación de los resultados para conseguir la lente más personalizada y que mejor se adapte a la vista de la persona. Los diferentes grosores y microestructuras internas que conforman las lentes progresivas, además de revestimientos y otras características, se adaptan a la vista del paciente para que este no tenga que realizar movimiento antinaturales a la hora de enfocar. Las soluciones progresivas sirven contra la presbicia así como para evitar los efectos de miopía y afecciones oculares asociadas, como ya hemos señalado. De ahí que la graduación sea de gran relevancia. La realización de los tallados, pulidos y dotación de materiales serán definitivos a la hora de conseguir una lente de peor o mejor calidad.

 

Gafas progresivas de sol

Las personas con afecciones de presbicia, miopía y otras añadidas deberán plantearse comprar unas gafas progresivas de sol. Este tipo de gafa es fundamental para ayudar a filtrar los rayos solares y evitar molestias y peligros, por ejemplo, durante conducción. La optometría en este caso también se asocia a la estética para proporcionar gafas que cumplan funciones prácticas y estéticas. Tanto para la nieve como la playa, los usuarios disponen de la posibilidad de optar por lentes progresivas para evitar los rayos solares y el reflejo de estos.

 

Ventajas de las gafas progresivas

Una de las ventajas de las gafas progresivas, es que el usuario tiene todo lo necesario para ver bien con unas gafas, aunque reúna varias patologías diferentes en sus ojos. Dos lentes bien trabajadas y talladas, asociadas a monturas personalizadas, hacen posible sentirse cómodo y ver bien de cerca, de lejos y a medias distancias.

La personalización hace posible que el óptico le pregunte sobre sus preferencias sobre qué alcance de visión desea primar. Otra de las ventajas es la estética, una clara diferenciación con las bifocales.

El ahorro es otro de los beneficios de las lentes progresivas, porque aunque si son de calidad pueden resultar caras en principio, el usuario no necesitará gafas de cerca, de lejos o para distancias intermedias. Toda solución en una sola unidad.

La comodidad es una ventaja clara cuando las personas que han probado “gafas para ver de cerca”, se dan cuenta de que no las necesitan y que desaparecen las molestias por olvidarlas cuando se va a leer un libro, un documento o cualquier objeto a corta distancia.

 

La versatilidad para el paciente es una de las ventajas más evidentes de las lentes progresivas. En todo caso, para conocer mejor las ventajas y posibles inconvenientes de las gafas progresivas, se aconseja contactar con ópticas especializadas, como es el caso de Visualiza Óptica. Nuestros expertos en Zaragoza te ayudarán a escoger las lentes progresivas más adecuadas y la montura que más te favorezca según la forma de tu rostro. Contacta ahora con nuestros profesionales y te daremos más información sobre las gafas progresivas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando su consentimiento para la aceptación de las mismas. Pincha el enlace para más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar